TU CIUDAD TAN LIMPIA COMO QUIERA TU INTENDENTE

Limpieza viaria

A veces se oye la frase “lo importante no es tanto limpiar como no manchar”. Es una frase típica entre intendentes y concejales. Esta frase pretende afirmar que si la ciudad tiene suciedad, no son ellos los culpables sino los vecinos por manchar las calles.

Entre los profesionales de los servicios de aseo de las ciudades europeas, esta frase se rechazó hace muchos años por incierta, ya que equivaldría a afirmar que los ciudadanos son los únicos que ensucian las ciudades. Y no es así. Quiero que analicemos el origen de la suciedad urbana:

Tipos de suciedad

Suciedad mineral y meteorológica: Con los fenómenos atmosféricos, viento y lluvia la ciudad se llena de tierra roja y barro que hay que retirar. La nieve ya es una suciedad de por sí, que impide el tránsito y acoge toda La suciedad existente.

Suciedad vegetal: los árboles, arbustos, flores representan la belleza. Pero son una fuente inagotable de generación de suciedad. Los árboles de hoja caduca y los restos de podas que son fundamentales para el mantenimiento y buena salud de los árboles, generan gran cantidad de suciedad. Y las podas son una necesidad botánica para evitar que nuestros árboles sean gigantes con pies de barro que mueren derribados por el viento.

Suciedad animal: En sociedades donde la tenencia de animales domésticos está reglamentada (correas, bozales, seguros de RC, bolsas de desperdicios y jardines de arena (pipicanes) el problema es menor. Pero aquí puedo hablar de que en cada barrio hay jaurías de perros sin dueños de vida silvestre, vehículos de tracción animal, animales en libertad, ganado, etc. que suponen unas necesidades importantes de limpieza.

Hasta ahora tenemos la ciudad totalmente sucia y aún no han intervenido los humanos. Los intendentes sin equipos de limpieza para limpiar todo tipo de suciedad son unos insensatos, solo jaleados por sus hurreros.

Suciedad humana: Es la suciedad producida por el hombre. Pero aquí hay que hacer una distinción fundamental para entender el funcionamiento del servicio de aseo diario:

Servicio de Limpieza Viario

Zonas residenciales: Son zonas donde solo existen viviendas. Los vecinos hacen la limpieza cada uno de su frente y los barrios están razonablemente limpios. De ahí la importancia de no autorizar actividades contaminantes, discotecas y sus chanchos, mataderos o ganadería en las zonas residenciales.

Zonas públicas: Son las zonas donde el comercio y los mercados concentran la presencia del público. Aquí no se puede pretender que cada frentista haga limpieza. A veces basta con que encuentre un hueco entre las mercaderías extendidas por las veredas para salir de casa. Aquí la limpieza es una responsabilidad directa de la municipalidad. Y su pago tiene que ser de tasas por limpieza a los comerciantes y adjudicatarios de huecos o mesiteros. Si la municipalidad autoriza una actividad, tiene que obtener del autorizado los fondos o el compromiso de limpieza.

La iniciativa privada va muy por delante de la pública en la limpieza. No se puede comparar el nivel de limpieza de los mercados y mercadillos con el de los Shoppings, siempre limpios. Y no me digan que no es comparable. En las ciudades europeas las zonas de mercados y calles peatonales, no solamente se barren sino que también se friegan.

Quiero mostrarles un vídeo con un operativo de limpieza para el peor momento. Las fiestas de una municipalidad. Si se quiere, se puede. Si hay profesionales al frente y presupuesto suficiente, una ciudad puede estar tan limpia como sus intendentes quieran.

Operativo de limpieza en fiestas from Víctor Haro on Vimeo.

Facebook Comments

Esta entrada fue publicada en Mis Opiniones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *