LA SEAM SE ATASCA POR LA BASURA

1. COMPETENCIA MUNICIPAL DE LA GESTIÓN INTEGRAL DE RESIDUOS

La Ley 3956/2009 Gestión Integral de los Residuos Sólidos en la República del Paraguay, en su artículo 9 asigna la competencia en lo referente al servicio de aseo urbano y domiciliario a las municipalidades, comprendidas todas las fases de gestión de residuos sólidos. El artículo 6 define cuales son estas etapas: generación, recolección, almacenamiento, transporte, transferencia, tratamiento o procesamiento y aprovechamiento, hasta la disposición final.2. EVITEMOS LA PROLIFERACIÓN DE RELLENOS SANITARIOS

Lo que está claro es que hay que evitar la proliferación de rellenos sanitarios manuales, con impermeabilización precaria y sin sistemas de eliminación de gases y lixiviados, procurando la creación de plantas de procesamiento de residuos y disposición final.

Las fases de tratamiento, procesamiento, aprovechamiento y disposición final son fases muy técnicas que requieren una elevada inversión y que para su funcionamiento sustentable requiere de unos mínimos de recepción de residuos por debajo de los cuales no es rentable su utilización.

3. EJEMPLO DISPOSICIÓN FINAL EN MADRID

Veamos el ejemplo de Madrid. Su Comunidad Autónoma (aquí diríamos Departamento) tiene seis millones y medio de habitantes, en 8.030 Km2, que supone una densidad de 805 hab/Km2, con una generación de RSU diaria de unos 7.000 Tm. Para ello cuenta con 3 plantas de procesamiento, una en Colmenar Viejo, Otra en Alcalá de Henares y una tercera en Pinto.

4. MODELO SUSTENTABLE DE DISPOSICIÓN FINAL EN PARAGUAY

Paraguay tiene 7 millones de habitantes, muy desigualmente repartidos en sus 406.752 Km2, lo que supone una densidad de 17 hab/Km2. Si dividimos la población de Paraguay entre los que residen en áreas urbanas o en áreas rurales, los urbanos son cuatro millones de habitantes, destacando Central (1.775.000), Asunción (525.000) y Alto Paraná (535.000) siempre refiriéndonos a habitantes que viven en áreas urbanas. Solamente estos tres departamentos, suponen 2.835.000 habitantes, el 71 por ciento de los habitantes en zonas urbanas de Paraguay.

La baja densidad de población en las áreas rurales hace que, en una primera etapa de implantación del Plan Nacional de Gestión de RSU no puedan incluirse. No hay forma de hacer sustentable una recolección en zonas rurales en Departamentos como Alto Paraguay (0,13 hab/Km2), Boquerón (0,41 hab/Km2), Presidente Hayes (1.06 hab/Km2), o en el resto de departamentos con densidades menores de 40 hab/Km2).

5. PLANTAS DE TRATAMIENTO DE RESIDUOS

Considerando las áreas urbanas, para las fases de procesamiento, aprovechamiento y disposición final de los residuos paraguayos, alrededor de 4.000 Tm, sería suficiente con 3 instalaciones, que en razón a las distancias podrían ser hasta 5, algunas de ellas de bajo rendimiento. Estas instalaciones incluirían una clasificación previa de los residuos para el reciclado de aquellos que tengan posibilidades técnicas y económicas en Paraguay (ejemplo, papel, cartón, vidrio, plásticos y metales pudiendo incluirse otros cuando se den las posibilidades (tetrabricks, pilas botón, baterías, neumáticos, radiografías, aceites usados, etc.)

El resto tendría varias alternativas, compostaje, lombricultura, biogás, valorización energética bien para producción de energía eléctrica o para consumo en hornos de cementera, y finalmente la disposición de lo no aprovechable en relleno sanitario, de acuerdo con los requerimientos medioambientales, las capas necesarias de impermeabilización, red para extracción y aplicaciones del gas metano y red de captación de lixiviados con depuración posterior.

6. COMPETENCIA ESTATAL EN LA DISPOSICIÓN FINAL DE LOS RESIDUOS

Estas plantas requieren grandes inversiones que no están al alcance del ámbito municipal. 200 municipalidades tienen menos de 25.000 habitantes. Estas plantas requieren mas de 750.000 habitantes en su zona de influencia. Es por esto que el principio de subsidiariedad debe primar en este caso y traspasar las competencias sobre el tratamiento, procesamiento, aprovechamiento y disposición final al estado, y mas en concreto a la autoridad de aplicación, la SEAM, en colaboración con las Gobernaciones Departamentales.

Esto no contradice la ley 3956/2009, ya que en el artículo 8, encarga a la SEAM: d) elaborar un Plan Nacional para la Gestión Integral de los Residuos Sólidos y e) velar por la ejecución del Plan Nacional para la Gestión Integral de los Residuos Sólidos. Tampoco con respecto a la colaboración de los gobiernos departamentales: Artículo 10.- Del Proyecto de Gestión. El Proyecto de  Gestión Integral de los Residuos Sólidos  será elaborado por las respectivas municipalidades o por el gobierno departamental, para su  posterior evaluación,  análisis, aprobación o rechazo por la Autoridad de Aplicación.

7. CONCLUSIÓN: LA RESPONSABILIDAD AHORA ES DE LA SEAM

Es por lo que, desde esta tribuna emplazamos a la SEAM al cumplimiento de sus obligaciones y a asumir las responsabilidades que la ley le impone, sobre todo la contenida en su artículo 7: “Por vía reglamentaria, dictará las normas complementarias necesarias para la adecuada gestión de los residuos sólidos”. Es decir estamos todavía esperando que la SEAM encuentre el desatascador que nos libre de la basura.

Facebook Comments

Esta entrada fue publicada en Plan Gestión Integral RSU y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *